Bodas de platino con la historia

LA VOZ DE LA HDAD.
ANTONIO ARREBOLA ROMERO

Setenta y cinco años contemplan a Cristo Descendido de la Cruz, setenta y cinco años en el barrio que lo venera y que año tras año lo recibe en sus calles el Viernes Santo.

Pero este Viernes Santo no fue uno cualquiera, tuvo de especial ser la estación de penitencia de las bodas de platino de la cofradía del Campo de la Verdad.

Tras una Cuaresma cargada de actos con motivo del 75º aniversario fundacional y tras presidir nuestra imagen titular el vía crucis de las Cofradías, el quinario en honor al Cristo del Descendimiento, presidiendo el Altar Mayor con todo el misterio al completo, y el pregón conmemorativo el viernes anterior al de Dolores, la estación de penitencia del Viernes Santo pondría el broche de oro a un año importante para la corporación y que tendrá su epílogo en junio con la salida en rosario vespertino de la Virgen del Buen Fin por las bodas de plata de su primera salida.

Se trunca la celebración de la decana del sur

J.M.N./F.M.

El Descendimiento se quedó sin su merecida fiesta de cumpleaños . Nada menos que 75 años cumplía la cofradía de su fundación. De hecho, la agenda de actividades cofrades ha sido tremenda durante los últimos meses.

Eso sí, como la hermandad procesionó al año siguiente de su fundación, un Jueves Santo de 1938, quizás el próximo año haya más suerte y se pueda festejar todos los eventos juntos. Ganas seguro que tendrán, porque ya van dos años seguidos que se quedan en casa.

La cofradía también había apostado por la música cordobesa con una fórmula que se ha consolidado esta Semana Santa: poner la banda del Caído–Fuensanta tras el misterio y la de la Esperanza con el palio, en este caso el de Nuestra Señora del Buen Fin. Hubieran puesto en la calle a más de dos centenares y medio de nazarenos. Otra vez será.

El Descendimiento evoca sus 75 años de existencia

Luis Martín Luna fue el encargado de pregonar la efemérides. A lo largo de la Cuaresma se han venido celebrado distintos actos
FRANCISCO MELLADO. Redacción

Tras una eucaristía en memoria de todos los hermanos difuntos oficiada por fray Ricardo de Córdoba, tuvo lugar anoche en la parroquia de San José y Espíritu Santo el pregón del 75 aniversario fundacional de la cofradía del Descendimiento.

El encargado de evocar a los cofrades del Campo de la Verdad esta efemérides fue el hermano de la cofradía y teniente de alcalde de Urbanismo, Luis Martín, quien fue presentado por la diputada provincial Pilar Gracia.

Martín fue desgranando, ante un nutrido número de asistentes y ante el Cristo del Descendimiento expuesto en besapiés, la historia de la corporación del Viernes Santo.

Tras la conclusión del acto se procedió al traslado de las imágenes titulares a sus pasos procesionales.

A lo largo de la Cuaresma la hermandad del Descendimiento ha celebrado distintos actos para conmemorar sus 75 años de vida, tales como una exposición de fotografías y enseres o un ciclo de conferencias relacionadas con la corporación.

XXV años de la Virgen del Buen Fin

Veinticinco años de la incorporación de la Virgen del Buen Fin a la hermandad

La hermandad del Descendimiento está de aniversario por partida doble. Junto al 75 aniversario fundacional, la corporación celebra el 25 aniversario de la incorporación de la Virgen del Buen Fin. Para conmemorar esta efemérides, la hermandad celebrará el 16 de junio un rosario vespertino presidido por la imagen de Nuestra Señora del Buen Fin. El cortejo partirá a las 18.30 horas de la parroquia de San José y Espíritu Santo para llegar a la Catedral, donde a eso de las 20.00 horas el vicario general de la Diócesis, Francisco Orozco, oficiará una misa de acción de gracias por ambas efemérides.

Inicio formal de la Cuaresma

via_crucis_agrupacion2012_57Como es tradicional en el inicio de la Cuaresma, las cofradías cordobesas rezaron juntas el Vía Crucis, que estuvo presidido por la imagen del Cristo del Descendimiento
Francisco Mellado – Diario de Córdoba

Con todo el azul sobre el Campo de la Verdad, el Santísimo Cristo del Descendimiento se dirigía en la tarde de ayer hasta la Santa Iglesia Catedral como eje y punto focal del Vía Crucis penitencial de las hermandades y cofradías cordobesas.

Puntualmente se abrieron las puertas laterales de la parroquia de San José y Espíritu Santo. Fue entonces cuando pudo comprobarse la cantidad de hermanos, en este año tan especial para éstos, que acompañaron a la parihuela al Santísimo Cristo del Descendimiento, imagen elegida por los 75 años que la hermandad que rinde culto al devoto Cristo lleva dando calor espiritual a este popular barrio de la ciudad.

El Cristo, que en 1938 tallara Amadeo Ruiz Olmos, fue portado en unas parihuelas cedidas por la hermandad de la Virgen de los Dolores. Como exorno lució cuatro faroles en las esquinas prestados por la hermandad de la Soledad y como adorno floral unos elegantes centros de iris morado.

Fue un Vía Crucis rápido. Antes del horario previsto el Cristo del Descendimiento estaba en la Catedral. Poco a poco, entre la ida y la vuelta al primer templo de la diócesis, se fueron rezando las catorce estaciones. Distintas hermandades se encargaron del piadoso rezo que fue intercalándose con los sones del quinteto de viento de la banda de la Esperanza, con un acertado repertorio que daba la solemnidad que este tipo de actos requiere.

La parihuela del Santísimo Cristo del Descendimiento entró en su templo poco más allá de las siete y diez de la tarde, en medio de una bulla de estandartes y chaquetas oscuras que, ante el adelanto del horario de llegada, dudaban entre si quedarse en la posterior eucaristía o marcharse.
Poco después dio comienzo la eucaristía, presidida por el delegado diocesano para hermandades y cofradías y párroco de San José y Espíritu Santo, Pedro Soldado. A lo largo de la homilía, y con todo el templo repleto de cofrades, recordó a las juntas de gobierno de las cofradías allí presentes “la responsabilidad de tener en sus manos a las hermandades y cofradías”, ya que según éste “son el espejo donde se mira la fe de mucha gente sencilla”.

Las acertadas palabras del delegado diocesano para hermandades y cofradías cerraron el acto que, como cada año, marca el inicio formal de la agenda de Cuaresma cordobesa.

Diversos actos centrarán el 75 aniversario del Descendimiento

presentacion_cartel_aniversarioFrancisco Mellado. Redacción

La hermandad del Santísimo Cristo del Descendimiento presentó anoche en su sede canónica el cartel y los actos con los que la corporación del Viernes Santo celebrará en 2012 su 75 aniversario fundacional.

El cartel responde a una acuarela realizada por la hermana de la cofradía Rafaela Punta Martínez. En cuanto a los actos a celebrar se dividirán en culturales y religiosos. Así en el primer grupo se incluye un ciclo de conferencias a cargo de destacados ponentes como Pedro Pablo Herrera, que disertará sobre la historia de la cofradía del Descendimiento; el catedrático de Historia del Arte Alberto Villar, que expondrá la iconografía del Descendimiento de Cristo, y finalmente el carmelita Juan Dobado, que abordará el tema de la religiosidad en las cofradías.

Este programa cultural incluye una exposición, donde se recogerán los principales enseres de la cofradía, un pregón a cargo del teniente de alcalde Luis Martín Luna y un certamen de bandas. El apartado religioso dará comienzo con la participación del Cristo del Descendimiento en el Vía Crucis de las cofradías. Días después, se celebrará un solemne quinario que culminará con la fiesta de regla presidida por el obispo de la diócesis. Un rosario vespertino de la Virgen del Buen Fin hasta la Santa Iglesia Catedral y posterior eucaristía cerrarán este intenso programa de actos.

cartel_aniversariocordoba_gran

SUS COMPAÑEROS DE TRABAJADERA LE DESPIDEN AL GRITO DE: ¡AL CIELO CON ELLA Y CON JOAQUÍN TAMBIÉN!

Diario Córdoba

Uno de los momentos más emotivos del funeral del sargento primero Joaquín Moya tuvo lugar cuando los compañeros costaleros de la Hermandad del Descendimiento leyeron una carta de despedida en la que aseguraban que “Nuestra Señora del Buen Fin te ha deparado el fin que tu quisiste”. También destacaban que “estás en el cielo junto a ella, a la que llevaste a cuestas y ahora te tiene en sus brazos” y precisaban que “la alegría de haberte conocido puede a la pena de haberte perdido”, al tiempo que recordaban que en su próxima salida gritarán “al cielo con ella y con Joaquín también”.

REENCUENTRO HISTÓRICO

ANTONIO ARREBOLA. Diario Córdoba

Llega un nuevo Viernes Santo y la Cofradía vuelve a reencontrarse con su historia cuando quiere pasar junto a la ermita que la vió nacer. El tránsito por la calle Santo Cristo supone recordar los años en los que un grupo de cofrades de la hermandad se embarcaron en el proyecto de fundar una hermandad en el barrio del Campo de la Verdad, un hecho del que se cumplirán setenta y cinco años en el 2012. La llegada de un nuevo Viernes Santo supone el reencuentro de antiguos vecinos del barrio con su hermandad, un bullicio palpable cada año tanto en la salida como en la entrada.

Este año además, la hermandad preveía recortar su estancia en la calle en una hora aproximadamente al pasar de nuevo por el Puente Romano, y el camino más recto hacia la carrera oficial a través de Miraflores. El caminar de Nuestra Señora del Buen Fin se iba a ver acompañado por nuevos sones aportados por la banda de la Esperanza, que pondría el clasicismo de sus notas en el caminar de la Señora hasta la Catedral. El tramo de la Virgen del Buen Fin, lo abriría una nueva Cruz Parroquial, obra de Alfonso Castellano, con mástil de N.H. Manuel Aguilera, que refleja una réplica del Santísimo Cristo del Descendimiento. Pero sin duda, el cénit del Viernes Santo para la hermandad hubiera llegado cuando se cumpliese la estación de penitencia en la Catedral ante la Cruz Guiona. Ya de regreso, en la madrugada del Sábado de Gloria, la hermandad hubiera vuelto a cruzar el Puente Romano de camino a su barrio que lo recibirá, como cada año, entre plegarias en forma de saetas en honor al Cristo del Descendimiento y a Nuestra Señora del Buen Fin.

La parroquia de San José podría estar cerrada varios meses por obras

F. MELLADO. DIARIO CÓRDOBA.

Tras el fortuito desprendimiento de parte del falso techo de la parroquia de San José y Espíritu Santo, en el Campo de la Verdad, que ha obligado a cerrar la iglesia al culto, las tres cofradías que radican en el histórico templo: hermandad del Descendimiento, Vera Cruz y Virgen del Rayo tendrán que buscar en breve un nuevo lugar para exponer a sus respectivas imágenes al culto.

Por el momento los titulares de cada de las cofradías afectadas siguen reservadas en el interior de la parroquia de San José y Espíritu Santo hasta que sus respectivas juntas de gobierno determinen donde serán trasladas mientras duren las obras de reparación del templo.

Unas obras, que si en principio eran para una semana, ya que estaba previsto celebrar en el templo la Misa del Gallo el próximo 24 de diciembre, podrían alargase, según los técnicos, en varios meses. A este respecto el párroco, Pedro Soldado señala que “aunque aún no hay un informe concreto los técnicos que han visionado la obras han aconsejado el cierre total de la parroquia”, así como echar abajo “lo antes posible” todo el falso techo de la parroquia. Soldado indicó que una vez realizada esta intervención “se pasará a valorar si hubiera algún daño mayor”.

En lo que respecta al culto de la parroquia, según informa el párroco, las misas serán trasladas a la ermita del Santo Cristo, frente a la parroquia siniestrada, donde se celebrarán mientras dure la intervención en la parroquia.

Un desprendimiento cierra la iglesia del Campo de la Verdad

cierre_iglesia_2010OCURRIO CUANDO LA PARROQUIA DE SAN JOSE Y ESPIRITU SANTO NO ESTABA ABIERTA A LOS FIELES.
Un desprendimiento cierra la iglesia del Campo de la Verdad
Cayeron unos tres metros cuadrados del falso techo de la nave central.El párroco descarta goteras y lo achaca a una acumulación de tierra.
RAFAEL DE LA HABA – DIARIO DE CÓRDOBA

Un desprendimiento de parte del falso techo de la parroquia de San José y Espíritu Santo, en el Campo de la Verdad, ha obligado a cerrar la iglesia al culto “por precaución” y en tanto se acometen las obras oportunas, según informó ayer el párroco, Pedro Soldado.

La caída de unos tres metros cuadrados de cielo raso de la nave central, a unos cinco metros de la entrada, se produjo el viernes por la mañana, cuando la iglesia estaba cerrada al público y se realizaban tareas de limpieza, explicó Soldado. Fueron las limpiadoras, precisamente, las que primero escucharon unos ruidos, luego apreciaron la caída de polvo y, a continuación, presenciaron el desprendimiento. Los cascotes cayeron en el pasillo, entre los bancos, y no causaron daños. “Por suerte no ocurrió en hora de misa porque, aunque no creo que hubiera pasado nada, el susto hubiera sido grande”, apuntó el párroco.

A pesar del desprendimiento, la iglesia permaneció abierta al culto durante el sábado y el domingo, utilizándose la mitad de ella, ya que el resto se acotó con vallas por motivos de seguridad. El lunes, sin embargo, se decidió cerrarla para acometer las obras oportunas, que ayer ya estaban en marcha.

ESTRUCTURA ANTIGUA Pedro Soldado señaló que las causas del desplome, al parecer, no se deben a las intensas lluvias de la semana pasada ni a la aparición de goteras, sino a que en el arreglo del tejado que se hizo hace unos 15 años se dejó por descuido una acumulación de tierra en el falso techo que “ha hecho ceder la antigua estructura de cañizo y escayola”.

El párroco añadió que la previsión es que la iglesia permanezca cerrada en torno a una semana, reabriendo sus puertas el día 24 para la celebración de la Misa del Gallo. Lo que no podrá acoger es los cultos que la hermandad del Descendimiento tenía previstos celebrar desde mañana hasta el domingo en honor de su titular mariana, Nuestra Señora del Buen Fin.

La iglesia de San José y Espíritu Santo es la sede canónica del Descendimiento, de la hermandad de la Vera Cruz y de la Virgen del Rayo, esta última hermandad de gloria. Ninguna de sus imágenes titulares, expuestas en la parroquia, han sufrido daños, aunque les haya afectado el polvo generado por el desprendimiento. Ahora, mientras duren las obras, estarán protegidas por plásticos, incluso serán trasladadas provisionalmente a capillas más resguardadas si es necesario.

Presentación de los nuevos Santos Varones

Francisco Mellado – Redacción

El próximo día 28 de febrero, en la parroquia de San José y Espíritu Santo, tras la función principal, la hermandad del Santísimo Cristo del Descendimiento presentará las nuevas imágenes de los Santos Varones que desde la próxima Semana Santa acompañarán el paso de misterio de la cofradía del Campo de la Verdad.

Estas nuevas imágenes han sido realizadas por el imaginero cordobés Alfonso Castellano y vienen a sustituir a las que han procesionado hasta ahora realizadas por el imaginero Miguel Angel González Jurado en 1994. Según fuentes de la hermandad del Descendimiento, el cambio viene motivado por la desproporción que presentan éstas últimas con respecto al Cristo, una talla del Amadeo Ruiz Olmos, así como el elevado peso de las mismas, el cual recae sobre la cruz incidiendo gravemente en el estado de conservación del titular.