LA COFRADÍA SE TRASLADA A SU CASA DE HERMANDAD

diariocordoba_9_1_2011