El Descendimiento presenta el proyecto de su nuevo palio, bordado en oro y basado en el actual

Antonio Villar será quien rediseñe y borde la nueva pieza bajo la supervisión de Fray Ricardo de Córdoba

La hermandad del Descendimiento desveló anoche uno de los secretos mejor custodiados en esta cofradía. Dio a conocer el proyecto del nuevo palio de la Virgen del Buen Fin, una pieza que irá bordada en oro pero que estará basada en la actual, realizada en aplicación y que ha mantenido esta corporación del Campo de la Verdad durante los últimos 30 años. Según los datos aportados, Antonio Villar ha sido la persona elegida para rediseñar y bordar el palio, aunque siempre con la supervisión de Fray Ricardo de Córdoba y manteniendo prácticamente el sello artístico que tiene actualmente.

Pero, ¿cuándo lucirá la hermandad este estreno por las calles de Córdoba? La junta de gobierno explicó a los hermanos que asistieron a este acto, que no se «estrenará ninguna de las piezas hasta al menos ver terminado el bordado exterior y el techo de palio, ya que Nuestra Señora del Buen Fin ya posee un palio muy digno, con el cual ha procesionado durante 30 años, y así seguirá hasta que el proyecto se encuentre en la fase fijada». Continuó que «las piezas realizadas se irán presentando de manera anual, a modo que se vaya viendo cómo avanza el trabajo, siendo la bendición en el año del estreno».

Desde primera hora, detalló ayer la hermandad, la intención es «realizar un nuevo palio en oro fino». La idea, según figura en el proyecto que dio a conocer la corporación, es «darle un aire diferente, con otro corte que ayude al movimiento más dulce y elegante en el caminar». En este sentido merece especial mención que el nuevo palio vaya rematado en fleco de bellota y borlas en los varales.

A pesar de mantener el estilo actual, hay señas de identidad, como que «se le ganan casi tres centímetros al frontal». Asimismo, la María Coronada del frontal será más grande, ya no contará con los lazos y letanías alrededor, si no que serán siete en lugar de cinco las rosas que la acompañen, en símbolo de los siete dolores de la Virgen. También se cambia la zona de la crestería eliminando las cartelas con las letanías, y unas piezas en forma de asas de gran tamaño.

Domenech destaca el aumento patrimonial de la hermandad del Descendimiento de Córdoba

Durante sus dos mandatos se incrementó también la obra social de la cofradía

Foto: Rafael Carmona

El pasado domingo 24 de junio la hermandad del Descendimiento celebró elecciones a hermano mayor. Unos comicios donde los hermanos de la cofradía del Campo de la Verdad mostraron su apoyo a la candidatura presentada por Manuel Aguilera, quien sustituirá en el cargo a José Enrique Domenech. Ahora, en una entrevista concedida a ABC, Domenech hace balance de sus dos mandatos al frente de la corporación.

El hasta ahora hermano mayor de la hermandad del Descendimiento señaló que el primero de sus mandatos estuvo marcado por la celebración de diferentes actos como el Vía Crucis Magno (donde participó su titular) o el 75 aniversario fundacional. En el apartado patrimonial Domenech subrayó el aumento patrimonial de la cofradía, donde se ha terminado la orfebrería del paso de palio de la Virgen del Buen Fin y se han «mejorado y ejecutado» diferentes piezas del guión procesional.

Incremento de la obra social

Otro de los aspectos de los que confiesa sentirse «muy orgulloso» es la obra social, que durante su mandato se ha incrementado. «Nuestra obra social ha estado basada en la Cáritas Parroquial, en colaboración con la hermandad de la Vera-Cruz, además de campañas propias que hemos ido desarrollando para las personas más desfavorecidas». También quiso destacar la gran labor del grupo joven y la evolución «positiva» que han tenidos los cultos, sobre todo en los montajes.

Pero todo no han sido alegrías, ya que durante sus dos mandatos José Enrique Domenech ha vivido momentos difíciles como la suspensión de la salida procesional durante tres años consecutivos o la pérdida de personas importantes de la hermandad. «Los primeros años fueron difíciles, ya que estuvimos tres Viernes Santos seguidos sin salir, pero eso es algo que queda como anécdota».

En definitiva, Domenech quiere quedarse con todo lo bueno que ha vivido durante este tiempo y con el grupo humano que le ha acompañado en su junta de gobierno. Ahora, lejos de tomarse un merecido descanso, el ex hermano mayor seguirá ligado a su hermandad, ya que ocupará el cargo de vice hermano mayoren la junta de gobierno presidida por Manuel Aguilera.

ABC Córdoba. Manuel Aguilera, nuevo hermano mayor del Descendimiento

Su candidatura se ha impuesto a la de Pedro Jesús Pila

R. C. M. @abccordoba – CÓRDOBA

Foto: Álvaro Carmona

La hermandad cordobesa del Descendimiento ya cuenta con el nuevo hermano mayor que sustituirá a José Enrique Domenech. A falta de la necesaria ratificación oficial por parte de la autoridad eclesiástica, Manuel Aguilera dirigirá la hermandad del Viernes Santo durante los próximos años.

Así lo han decidido este domingo los hermanos de la corporación, que depositaron su confianza en esta candidatura en detrimento de la presentada por Pedro Jesús Pila.

De esta forma, la candidatura ganadora ha recibido el apoyo de 157 hermanos de la corporación, mientras que la presentada por Pila ha tenido 46 votos a favor. Además, hay que añadir los tres votos en blanco y los cinco nulos.

Manuel Aguilera ha prometido realizar un trabajo continuista respecto al camino emprendido por el ex hermano mayor, José Enrique Doménech. Buscará seguir con la renovación patrimonial e impulsar la obra social de la hermandad. En este sentido, el nuevo hermano mayor ya formó parte de la junta de gobierno de la cofradía durante los dos últimos mandatos, el primero como prioste y el segundo como auxiliar de priostía.

El Cristo de la Caridad, el primer Cristo del Descendimiento

La imagen llegó a procesionar en los primeros años de la cofradía del Campo de la Verdad

Cristo de la Caridad. Foto: Antonio Arrebola

Cada Viernes Santo, desde la parroquia de San José y Espíritu Santo, procesiona la hermandad del Descendimiento. Una cofradía cordobesa que tiene por titular al Santísimo Cristo del Descendimiento, una talla realizada por el escultor valenciano Amadeo Ruiz Olmos en los años treinta del pasado siglo XX. Sin embargo, antes de la incorporación de la imagen, la hermandad contó un Crucificado conocido con la advocación del Cristo de la Caridad.

El Crucificado, que en la actualidad se venera en la parroquia de San José y Espíritu Santo, procesionó en los primeros años del siglo XX. Según cuenta la hermandad del Descendimiento en su web oficial, a finales de 1903 se empezó a organizar una hermandad para dar culto a una imagen de San José que se veneraba en la ermita del Santo Cristo, un templo situado a escasos metros de San José y Espíritu Santo.

En la procesión oficial

Este clima de devoción sirvió para que se volviera a fundar la hermandad del Cristo de las Ánimas, una extinta cofradía que tenía su sede en la ermita del Santo Cristo. Así, el 16 de febrero de 1908, quedó refundada la hermandad. Años más tarde, sus hermanos decidieron incorporarse a la procesión oficial del Viernes Santo cordobés representando el misterio del Descendimiento.

De esta forma, el Cristo de la Caridad procesionó durante aquellos años (ya que el primitivo Cristo de las Ánimas no podía formar parte del misterio por su reducido tamaño). En ese misterio se incluían también las imágenes de la Virgen del Rayo, una antigua imagen de San Juan Evangelista, los Santos Varones y las Tres Marías. Sin embargo, en torno a 1918, esta hermandad dejó de procesionar para acabar desapareciendo años más tarde.

El Cristo de la Caridad en un besapiés
El Cristo de la Caridad en un besapiés – ARCHIVO DE LA HERMANDAD DEL DESCENDIMIENTO

Posteriormente, la idea de crear una hermandad del Descendimiento en el barrio del Campo de la Verdad fue retomada por un grupo de jóvenes en la primavera de 1937. El 8 de junio de ese mismo año eran aprobados sus estatutos y su primera estación de penitencia tuvo lugar al año siguiente. Sin embargo, como el Cristo de la Caridad no era un Cristo del Descendimiento, la junta de gobierno decidió encargar uno nuevo a Amadeo Ruiz Olmos, procesionando por primera vez en la Semana Santa de 1939.

Pila promete cambios y la sustitución del hábito del Descendimiento

Pedro Jesús Pila promete cambios y la sustitución del hábito del Descendimiento de Córdoba

La candidatura se basa en tres pilares fundamentales: el culto, la formación y la caridad

CÓRDOBA – :

«Creemos que ha llegado el momento de darle un aire nuevo a la hermandad». Con esta premisa ha presentado su candidatura a hermano mayor Pedro Jesús Pila, que el próximo 24 de junio optará al cargo en las elecciones que celebrará la hermandad del Descendimiento. Un candidato que promete cambios sustanciales para la cofradía del Viernes Santo, entre los que se encuentran una propuesta para sustituir el hábito nazareno.

La candidatura presentada por Pila se vertebra en tres líneas de actuación: el culto, la formación, y la caridad. En el primero de estos aspectos el candidato pretende fomentar la participación de los hermanos, así como realizar un tipo de culto en torno a la figura de Santa Teresa de Jesús. Se conoce que la santa, a su paso por Córdoba, escucho misa en la parroquia de San José y Espíritu Santo, sede de la cofradía del Descendimiento.

En lo que respecta a formación, Pedro Jesús Pila tiene pensado realizar una serie de charlas formativas por los colegios del barrio, además de prestar especial atención al factor humano. «Ahora mismo vemos que el hermano debe buscar a la hermandad, pero creemos que la hermandad debe buscar al hermano», señaló en declaraciones a ABC. Asimismo, el candidato pretende continuar con la labor social que la corporación realiza en la actualidad, estudiando la posibilidad de incrementarla.

Cambio de hábito

Por otro lado, en el aspecto patrimonial, la candidatura presentada por Pila promete mejorar el patrimonio artístico de la hermandad, aunque no se aventura a adelantar grandes proyectos. «Ahora mismo desconocemos la realidad económica que hay en la hermandad y por ello no podemos ni debemos vender humo de algo que no podemos prometer», destacó. Lo que sí adelantó el candidato es que en caso de ser elegido, presentará un proyecto para la sustitución del hábito nazareno, que cambiará de tejido e incluirá la capa para todos los nazarenos.

Finalmente, Pedro Jesús Pila manifestó que lo que diferencia su candidatura de la presentada por Manuel Aguilera es la visión que tiene de la hermandad. «La idea es darle un aire nuevo a la a la cofradía, una visión diferente donde el factor humano sea protagonista». Ahora, los hermanos del Descendimiento tienen la última palabra.

Aguilera: continuismo para el Descendimiento

Manuel Aguilera presenta un proyecto continuista para la hermandad del Descendimiento de Córdoba

Foto: Rafael Carmona

ABC Córdoba. R.C.M. | 30/05/2018

Una candidatura continuista y renovadora con la labor realizada por José Enrique Domenech durante los últimos años. Así se presenta Manuel Aguilera, uno de los candidatos a hermano mayor de la hermandad del Descendimiento de Córdoba, que el próximo 24 de junio optará al cargo en unos comicios a los que concurrirán dos candidaturas. Un proyecto que pretende seguir con la renovación patrimonial e impulsar la obra social de la cofradía del Viernes Santo.

Manuel Aguilera ha formado parte de la junta de gobierno de la cofradía en los dos últimos mandatos: en el primero como prioste y en el segundo como auxiliar de priostía. Por ello, la línea que pretende seguir será continuista, aunque contará con hasta diez nuevos miembros. «Mis pensamientos son de una junta continuista y renovadora, siguiendo el trabajo que se está realizando en la hermandad, afrontando este puesto como una persona joven y capacitada para ello», señaló.

Así, en el apartado patrimonial, Aguilera seguiría incrementando el patrimonio como se ha estado haciendo en los últimos años, «siendo conscientes de las carencias que tiene la hermandad a día de hoy». En cuanto a proyectos para obtener mayores ingresos, el candidato pretende fomentar la difusión de las actividades que realiza la hermandad a través de redes sociales y medios de comunicación, además de seguir mejorando e impulsando la caseta de feria, ya que es una de las mayores fuentes de ingresos de la corporación.

Creación de un programa familiar

Por otro lado, la obra social será otro de los pilares fundamentales de la candidatura de Manuel Aguilera. Por ello se pondrá en marcha un «programa familiar» para hacer descuentos a familias en las que sus miembros sean hermanos. «Se da el caso de algunas familias que para hacer hermanos a sus hijos prefieren borrarse los padres, ya que no pueden afrontar el coste de todos. De esta forma queremos hacer descuentos y bonificaciones para que eso no ocurra», explicó.

Igualmente se seguirá trabajando con la labor que se realiza en la Cáritas parroquial y se potenciarán aún más las campañas de recogidas de alimentos que la cofradía organiza durante todo el año. Asimismo, Aguilera tiene pensado también poner en marcha un proyecto para los niños más necesitados del colegio Fray Albino, que durante el verano se quedan sin comedor. La idea es que durante esos meses puedan tener garantizada su comida diaria. Finalmente, el candidato continuará impulsando el grupo joven, intentando captar el mayor número de jóvenes posibles.

Un buen final

ABC Córdoba

El palio de Nuestra Señora del Buen Fin marcaba el contraste del Viernes Santo de Córdoba desde la parroquia de San José y Espíritu Santo. Con un movimiento alegre, la Dolorosa de Manuel Hernández despertó la alegría de sus vecinos, que con vítores la despedían, momentáneamente, de su barrio. Con la marcha «Virgen del Carmen», que compusiera Rafael Wals para la Virgen del Carmen Coronada de San Cayetano, Nuestra Señora del Buen Fin abandonaba la plaza de Santa Teresa hacia la carrera oficial.

Sin esperarlo, la Dolorosa del Campo de la Verdad, acompañada de la Banda de Música de la Esperanza, iba a encontrarse con su Hijo antes de su regreso al templo, gracias a un encuentro que tuvo lugar en el Patio de los Naranjos. En esta ocasión, el palio del Buen Fin lucía un alegre exorno floral en el que destacan las rosas blancas. Con «Saeta cordobesa», la Dolorosa abandonada el primer templo de la Diócesis.

Un barrio tras su Cristo

ABC Córdoba

El Viernes Santo es una jornada de luto, que de alguna forma se rompe cada año desde la otra orilla del río. Desde allí, en el Campo de la Verdad, la hermandad del Descendimiento pone el contraste jubiloso al silencio predominante de este día. Una corporación que arrastra a todo el barrio con el imponente misterio en el que los Santos Varones intentan bajar al Señor de la Cruz ante la presencia de la Virgen, San Juan y María Magdalena.

La plaza de Santa Teresa fue testigo del transitar de este paso de misterio hacia el bullicio del Puente Romano, en una de las estampas más clásicas de esta jornada repleta de nostalgia. Antes, una parada para una de las numerosas saetas que sonaron en honor al titular del Descendimiento, acompañado musicalmente por la banda de cornetas y tambores Caído-Fuensanta. De forma puntual, el misterio entraba en la carrera oficial antes de acelerar su paso de camino al templo. Ya en la entrada, la lluvia castigó a ambos pasos con un impotante aguacero. No obstante, las marchas sonaron hasta el final tras el misterio.

 

El Descendimiento de Córdoba enriquecerá su Cruz parroquial y estrenará un INRI

Foto Roldán Serrano. ABC Córdoba

Se ejecutará también un nuevo mástil para la bandera de la corporación y unas borlas para el paso de palio

La hermandad del Santísimo Cristo del Descendimiento y Nuestra Señora del Buen Fin sigue aumentando notablemente su patrimonio. De esta forma, la cofradía del Campo de la Verdad presentará diversas novedades en su estación de penitencia del próximo Viernes Santo. Uno de ellos será el enriquecimiento de la Cruz parroquial, estrenada hace ya algunos años. Igualmente, estrenará un nuevo INRI para la Cruz del Señor, un nuevo mástil para la bandera de la corporación y cuatro borlas en metal plateado para las maniguetas del paso de palio.

El orfebre cordobés Manuel Aguilera será el encargo de ejecutar el enriquecimiento de la Cruz parroquial, que consistirá en la realización de rayos, cantoneras y ornamentación vegetal para la Cruz, así como cuatro ángeles con motivos pasionistas en la parte inferior de la misma, todo ello realizado en metal repujado y cincelado. Igualmente, el taller de Manuel Aguilera ejecutará el nuevo mástil para la bandera de la corporación, y unas asas para hacer más llevadera la Cruz de guía.

Nuevas borlas e INRI

Para el paso de palio de la Virgen del Buen Fin se ejecutarán cuatro nuevas borlas de metal plateado y cincelado, que penderán de las cuatro maniguetas. Por otro lado, el Santísimo Cristo del Descendimiento estrenará un nuevo INRI para su Cruz, en plata de ley con baño de oro, que seguirá el estilo de las cantoneras que se estrenaron hace algunos años gracias a la donación de sus costaleros.

Finalmente, aunque no será un estreno propio para el Viernes Santo, la Virgen del Fin y la Virgen del Refugio están luciendo durante la Cuaresma dos aros de estrellas, con diseño propio cada uno de ellos y realizados en metal con baño de plata. Dichas piezas han sido donadas por el grupo joven de la hermandad y un grupo hermanos respectivamente.

Una marcha de «carácter triunfal» para la Virgen del Buen Fin de Córdoba

La banda de la Esperanza estrena la nueva obra del joven compositor Pablo Martínez

La marcha procesional titulada «La Virgen del Buen Fin», compuesta por el músico Pablo Martínez, es la nueva composición que incrementará el patrimonio musical de la hermandad del Descendimiento. La obra -estrenada este sábado por la banda de la Esperanza en el concierto de Cuaresma ofrecido en la parroquia de San José y Espíritu Santo– posee «un carácter triunfal» y cuenta con «con motivos de la Salve dedicada a la Virgen del Buen Fin», según explica su autor.

«La Virgen del Buen Fin» es una marcha que comienza con una introducción a cornetas y tambores con un matiz «forte» que da paso al tema principal, mucho más lírico, melodioso y suave. El trío, la parte más melodiosa de la partitura, es la parte que más transmite, tal y como cuenta el joven compositor.

De esta forma, Pablo Martínez fue el encargado de dirigir a la banda en el estreno de su obra. «He recibido muchísimas muestras de cariño y espero que la marcha suene mucho y la gente se familiarice con ella». Ha explicado.

La idea de la nueva marcha nació «a finales del 2016, hablando con un hermano de la cofradía y costalero de Nuestra Señora del Buen Fin», al cual le había gustado su anterior marcha, «Aires de Esperanza».

Pablo Martínez, que actualmente cursa el sexto curso del grado profesional de clarinete, estrenará también durante esta Cuaresma la marcha «La Expiración», dedicada a la hermandad del Viernes Santo con motivo del centenario de su refundación.

El anhelo de la cofradía es un nuevo palio

Diseño Manto Virgen Buen Fin Córdoba

Presentación del dibujo del manto en 2009 – Archivo

El hermano mayor del Descendimiento reconoce que aún no han abordado el proyecto del manto de la Virgen «por su coste»

En marzo de 2009, la hermandad del Descendimiento presentó el proyecto de un nuevo manto para la Virgen del Buen Fin. Una pieza diseñada por fray Ricardo de Córdoba, pero que aún no han podido abordar «por su coste». No obstante, como puntualiza el hermano mayor de la corporación, José Enrique Domenech, «el anhelo de la cofradía es tener un nuevo palio», señala.

Actualmente, la hermandad cuenta con un palio bordado en aplicación. «Aunque estamos contentos con el actual palio, reconocemos que necesita un salto de calidad, que es el que queremos darle en un futuro», traslada Domenech como una de las prioridades de la actual junta de gobierno. A pesar de estos proyectos, el hermano mayor recuerda que en junio de este año acaba el mandato de la actual junta de gobierno, por lo que si entra un nuevo equipo «pueden tener otras prioridades», matiza.

Asimismo, el hermano mayor de la cofradía del Campo de la Verdad adelanta que abordarán en un futuro estos proyectos buscando «financiación externa, sin olvidarnos de nuestra obra social», aclara.

Cuando finalmente la hermandad inicie el proyecto del manto, seguirán el diseño marcado por fray Ricardo de Córdoba hace casi una década, «no tendría modificaciones», reconoce. Uno de los elementos más destacados del dibujo que el capuchino presentó se encuentra en la parte central, con la paloma del Espíritu Santo sobre un corazón traspasado por la espada de Simeón, y justamente debajo el escudo de la cofradía.

¿Carnaval y cofradías? Es posible gracias al Descendimiento de Córdoba

Cortejo de la hermandad del Descendimiento - R. SERRANO

Cortejo de la hermandad del Descendimiento – R. SERRANO

La hermandad organiza un ensayo general de las agrupaciones con carácter solidario

¿Quién dijo que las cofradías y el carnaval eran incompatibles? Dos sentimientos que se solapan habitualmente en el mes de febrero y que cuentan con numerosos seguidores comunes. Tanto es así, que la hermandad del Descendimiento ha querido aunarlas con la organización de un ensayo solidario de agrupaciones carnavalescas que tendrá lugar el domingo, 14 de enero.

De esta forma, mientras las cofradías comienzan a anunciar sus «igualá» de cara a la Semana Santa de Córdoba, los grupos de carnaval apuran los últimos días antes del inicio del Concurso de Agrupaciones el 26 de enero. Una preparación para la que siete formaciones realizarán su ensayo general de forma conjunta gracias al recital organizado por la hermandad del Descendimiento, que tiene como objetivo recaudar fondos para la obra social de la corporación.

En cuanto al cartel, se compone de tres comparsas –«La Tartana», «Piedra, papel o Tejera» y «Pasen y vean» – y cuatro chirigotas, «Pole Posicion», «Los herederos de Doña Mariana», «Valla cuelgue» y «Filosofía y Letras». El ensayo general tendrá lugar el sábado, 14 de enero a partir de las 13.30 horas en la Nave del Polígono Chinales situada frente a Coralbe.