El Descendimiento plantea integrar a la Virgen del Rayo de Córdoba tras años de inestabilidad

El cabildo decidirá si es la titular letífica de la cofradía, en cuyo paso de misterio salió muchos años

La inestabilidad ha marcado a la hermandad de María Santísima de los Dolores y del Rayo en las últimas décadas, hasta el punto de que no siempre ha podido hacer su procesión del Sábado Santo. En los últimos años ha alterando periodos de calma con varias juntas gestoras y hace unos meses dimitió su hermano mayor.

Ante esta situación, el párroco de la iglesia de San José y Espíritu Santo y consiliario de ambas corporaciones, Pedro Soldado, ha planteado que la imagen, con mucha veneración en el Campo de la Verdad, se incorpore a la hermandad del Descendimiento. Los hermanos de la cofradía decidirán el domingo 24 de noviembre si es su nueva titular letífica. Es decir, aunque sea iconográficamente Dolorosa, tendría veneración de imagen de gloria.

Pedro Soldado explicó que la corporación, agrupada como hermandad de gloria, «no ha despegado» y nunca ha estado por encima de los poco más de cien miembros. Ante esa situación, agravada por las crisis recurrentes, «y para garantizar que la Virgen del Rayo siga teniendo su culto y devoción, con muchas visitas», ha planteado que de ello se encargue el Descendimiento. Salió en los años 2017 y 2018 tras años sin hacerlo, e hizo estación en la Catedral, pero en 2019 no lo hizo.

La Virgen del Rayo saluda a la hermandad del Descendimiento el Sábado Santo de 2018
La Virgen del Rayosaluda a la hermandad del Descendimiento el Sábado Santo de 2018 – Roldán Serrano

La hermandad del Rayo no está disuelta, sino en una situación de falta de actividad, según precisó su consiliario. El hermano mayor del Descendimiento, Manuel Aguilera, aseguró que, si lo aprueban los hermanos, vendrá después una reforma de las reglas para fijar los cultos y procesión, en su caso, que tendrá la imagen. Pedro Soldado dejó entrever la posibilidad de que su salida sea en una ficha distinta al Sábado Santo, como ha salido en los últimos años.

La relación entre la Virgen de los Dolores y del Rayo y el Descendimiento no es nueva. Durante muchos años, fue en el paso de misterio de la cofradía el Viernes Santo, y se llegó a pensar en incorporarla bajo palio, ya en la década de 1980, aunque para entonces ya se había creado su hermandad. La imagen tuvo cofradía desde el siglo XVII con procesión el Viernes Santo.