Fray Ricardo reinterpreta el palio del Buen Fin

El diseño mantiene las líneas estéticas del palio actual que, en su momento, también dibujó el religioso

Publicado por Blas Jesús Muñoz el 22/10/2018 · La Voz de Córdoba

 

 

Ricardo
Presentación del palio del Buen Fin./Foto: Jesús Caparrós

La casa de hermandad del Descendimiento ha acogido la presentación del diseño del nuevo palio de Nuestra Señora del Buen Fin. O, más específicamente, la reinterpretación de actual baldaquín. En el acto han participado el consiliario de la hermandad del Descendimiento, Pedro Soldado; el hermano mayor de la cofradía, Manuel Aguilera; así como el diseñador, Fray Ricardo y el bordador y vestidor de la Virgen, Antonio Villar.

Aguilera ha destacado la creación de un grupo de trabajo en la que han formado parte Fray Ricardo, Antonio Villar y Fernando Morillo. Subrayando que la idea era conseguir “un palio más funcional”, para lo que se ha procedido a la reestructuración de algunas piezas. El hermano mayor ha enfatizado que se trata de un proyecto definitivo y de futuro, que ha contado con la participación y respaldo del consiliario. En los próximos meses se comenzarán los trabajos y no se han marcado plazos.

Por su parte, Soldado ha destacado que esto no quiere decir que el palio con el que ha procesionado Nuestra Señora del Buen Fin no haya sido digno, “todo lo contrario”. Y ha recordado y puesto en valor el trabajo de muchas personas de la hermandad. Mientras que ha recalcado el afán de mejorar siempre pensando en lo mejor para mayor gloria de dios y de la Virgen”.

Fray Ricardo ha señalado que la esencia del palio no cambia. Y ha puesto en valor el flecaje nuevo y las borlas. A ello hay que sumar que, el religioso ha apuntado que en la hermandad “ha habido amor y tesón” . Y ha destacado que es un proyecto ambicioso., Mientras que Villar ha asegurado que” yo no he ideado nada nuevo, con la ayuda de Fernando Morillo, vimos que tenía un paño demasiado grande. Por lo que la bambalina se ha alargado y se ha acortado el paño”. Destacando que se ha optado por un fleco que ayude a conseguir la proporción. “Se mantienen las rosas que Ricardo diseñó, los salcillos o anillas, el anagrama central y se incluyen las siete rosas por los siete dolores de la Virgen. El techo de palio se mantiene y la bambalina trasera mantendrá el escudo”. Todo para ofrecer un hermoso diseño, de corte clásico y que apunta a un gran salto cualitativo en la hermandad.