Un gran cierre para el Viernes Santo

Foto: Álvaro Carmona

Foto: Álvaro Carmona

R. C. M. – ABC  Córdoba – 26/03/2016

Este Viernes Santo, la cofradía del Descendimiento conseguía una vieja aspiración. Tras muchos años de esfuerzo, la hermandad incluyó en su cortejo el nuevo Simpecado de la corporación. De color azul, la nueva insignia ha sido diseñada por Fray Ricardo de Córdoba, bordada por Antonio Villar y cuenta con orfebrería de Manuel Aguilera. A pocos metros del palio de Nuestra Señora del Buen Fin, el Simpecado era portado como anuncio de la llegada de la Madre de Dios.

Con pequeñas flores blancas adornando las jarras de su paso, Nuestra Señora del Buen Fin puso la nota menos sobria de una jornada marcada por el luto de la muerte de Jesús. Bajo su bordado palio, la Dolorosa de Manuel Hernández León, estuvo acompañada musicalmente por la Banda de la Esperanza, que interpretó marchas como «Esperanza Maceran» y «Rosario de Montesión» camino del Puente Romano, o «El Buen Fin», a la salida de la carrera oficial. Como todos los años, la Dolorosa estuvo acompañada por una larga hilera de vecinos hasta el Campo de la Verdad, lugar en el que se cierra el Viernes Santo cordobés.