PRESENTADO el nuevo proyecto de bordado del palio

En el mes de junio y una vez nombrada la nueva junta, se barajo la idea de que Nuestra Señora del Buen Fin que lleva saliendo treinta años y camino ya al centenario de la Hermandad, Nuestra Titular Mariana se merecía tener un Palio de mejor calidad al que posee en la actualidad.

El proyecto comenzó por determinar que no se quería cambiar el diseño ya existente por otro nuevo, si no realizar algunas modificaciones en este, para ello y como no podía ser de otra manera, se mantuvo una reunión con D. Fray Ricardo de Córdoba, Diseñador del Palio, Hermano de Honor de la Hermandad y Director Artístico de la misma.

En ella se le hace saber que la intención de la Hermandad es realizar un nuevo palio en oro fino que cobije a Nuestra bendita Madre cada Viernes Santo.

Se le comenta que la idea es darle un aire diferente, con otro corte que ayude al movimiento más dulce y elegante en el caminar, ya que la idea es que este nuevo vaya rematado en fleco de bellota y borlas en los varales, pero se le hace saber que la Hermandad no opta por un nuevo diseño si no por la readaptación de este.

D. Fray Ricardo, como es costumbre escucho la propuesta y le agrado la idea que la Hermandad tenia, el no querer desprenderse de este diseño, ya que posee piezas muy particulares que lo dotan de gran personalidad. Se decide entonces consultar a dos profesionales del sector, como son D. Fernando Morillo, como técnico en medidas y proporciones y D. Antonio Villar como futuro bordador del proyecto.

Tras un primer estudio nos informan que se le ganan casi tres centímetros al frontal, los laterales quedarán a igual y se igualarán todas las bambalinas, para que en este futuro palio todo encaje a la perfección.

Nos informan también que esta es un tanto larga, y que se reducirá el tamaño en siete centímetros, ganado altura en la zona de las cresterías, siendo esta también diferente y cortando en la zona de los varales dándole esa caída que quería la cofradía y que es necesaria para el correcto movimiento.

Esta modificación del diseño será realizada por D. Antonio Villar, pero siempre supervisada y  aprobada por Fray Ricardo como diseñador del Palio. Entre ambos, mezcla de la sobrada experiencia en el lápiz, y del saber hacer en el bordar, crean el nuevo diseño para el futuro palio de Nuestra  Señora del Buen Fin.

Según la modificación presentada para el diseño, la María Coronada del frontal será más grande, ya  no contará con los lazos y letanías alrededor, si no que serán siete en lugar de cinco las rosas que la  acompañen, en símbolo de los siete dolores de la Virgen.

También se cambia la zona de la crestería eliminando las cartelas con las letanías, y unas piezas en  forma de asas de gran tamaño. Para cubrir este hueco, se alargan y estilizan piezas, completándolas  con otras para conseguir esa magnífica crestería de formas onduladas, pero con una mejor  continuidad a la anterior.

Con estas modificaciones, la bambalina frontal queda resuelta de esta manera, la zona central se  engrandece y sube, dejando mayor visión de Nuestra Señora del Buen Fin, en el centro de este, una María coronada como motivo central, rodeada por siete rosas. Los paños laterales se alargan con el  movimiento de algunas piezas, se respetan esos medallones que tanta personalidad dan al palio así como se suprimen los picos que frenan el movimiento. La zona de la crestería se estiliza e iguala a   formas onduladas. La pieza será rematada por un exquisito fleco de bellota en oro fino y borlas entre  varales que hará las delias en el oído cada Viernes Santo.

El proyecto que ya ha sido comenzado, se abordará en diferentes años. Siendo la opinión de la actual  junta de gobierno de no querer embarcarse en algo que no puedan afrontar en el tiempo debido a los imprevistos que puedan surgir. Por ello esta junta no quiere determinar fechas para la terminación del nuevo palio, si no que de manera anual y siempre que la economía lo permita irá abarcando lo que se pueda.

Por todo lo anterior, la junta decide no estrenar ninguna de las piezas hasta al menos ver terminado el  bordado exterior y el techo de palio, ya que Nuestra Señora del Buen Fin ya posee un palio muy  digno, con el cual ha procesionado durante treinta años, y así seguirá hasta que el proyecto se encuentre en la fase fijada.

Las piezas realizadas se irán presentando de manera anual, a modo que se vaya viendo como avanza el trabajo, siendo la bendición en el año del estreno.