UN NUEVO VIERNES SANTO TRUNCADO POR EL AGUA

vs11_JoseC_Redondo_3No pudo ser, un año más, se nos presentó un Viernes Santo inestable, lluvioso y desapacible y que conllevó de nuevo desde 2007, la suspensión de la Estación de Penitencia a la Catedral por este año, con la diferencia de que este año la decisión, por desgracia, no fue difícil de tomar puesto la lluvia estuvo presente durante toda la tarde noche y en ocasiones siendo bastante fuertes.

A las 18.30 horas de la tarde se abrieron las puertas de la sede donde se encontraban los pasos, siendo ya numeroso el público que aguardaba en las inmediaciones del paseo Cristo del Descendimiento, numeroso público y numerosas las emociones que se vivieron durante gran parte de la tarde, pues, no por esperada, siempre resulta dolorosa la decisión de no salir.

Tanto de la banda del Caído y Fuensanta como la de la Esperanza, interpretaron algunas marchas procesionales como ofrenda musical a los Titulares, igualmente, numerosas fueron la saetas que se fueron elevando desde lo más hondos de los corazones de los vecinos del campo de la verdad, así como las ofrendas florales que fueron recibiendo las Imágenes del Santísimo Cristo del Descendimiento y de nuestra Señora del Buen Fin.