El Descendimiento, la Soledad y el Sepulcro critican que se beneficie a los Dolores

abc_comun_vs

José Prieto. Redacción.

Se rompió el silencio. Las tres cofradías del Viernes Santo que se oponían a que la hermandad de Nuestra Señora de los Dolores llegase hasta la Catedral la primera de la jornada han manifestado su postura ante los acontecimientos de los últimos meses. Las hermandades de la Soledad, el Descendimiento y el Santo Sepulcro acabaron ayer el mutismo que durante este tiempo han mantenido para arremeter duramente contra la Agrupación de Cofradías, a la que acusan de «parcial y arbitraria» en la postura adoptada en la polémica originada, en la que creen que ha actuado «como parte implicada al elaborar una propuesta de itinerario a favor» de la hermandad de Los Dolores. En un comunicado hecho público ayer que firman los tres hermanos mayores, las corporaciones critican la actuación del máximo organismo cofrade, al que echan en cara que no haya seguido el mismo criterio en este y otros casos similares de cambios de horarios de otros días en los que fuentes de las hermandades aseguran que se requiere «la unanimidad de todas las cofradías afectadas». En este caso, los Dolores bajará a la Catedral antes de carrera oficial con la postura en contra de estas hermandades, que temen que lo ajustado de los horarios pueda perjudicar el discurrir de los cortejos hacia el primer templo de la diócesis, lo que hacen por las mismas calles. Así, en el supuesto de que ocurran incidencias en las estaciones de penitencia del Viernes Santo, las hermandades «no se hacen responsables bajo ningún concepto de las mismas, dado que han manifestado y argumentado su discrepancia con la organización y planificación realizada por la Agrupación de Cofradías», reza el comunicado. Por petición del Obispado No obstante, han accedido a que este año sea como el máximo ente cofrade ha planificado «gracias a la intervención del delegado diocesano de hermandades y cofradías», Pedro Soldado, que junto a las hermandades de la Soledad, el Descendimiento y el Santo Sepulcro, ha tenido en cuenta «el interés general del Viernes Santo en atención a evitar escándalos que perjudicaran a nuestra querida iglesia diocesana», a la que han querido complacer en su petición. Así, están a la espera de firmar un acuerdo en el que se recoge su consentimiento de que la hermandad de los Dolores baje a la Catedral en primer lugar sólo en 2008. En función de cómo transcurra el Viernes Santo, piden que el año que viene se estudie su propuesta de que los Dolores llegue a la Catedral después de carrera oficial aunque haya que adelantar los horarios de la jornada. Pese a todo, el comunicado enfatiza el deso y alegría de las tres hermandades firmantes en que los Dolores haga estación de penitencia en la Catedral, «lo que redundará en beneficio de nuestra Semana Santa y el Viernes Santo», por lo que felicitan a la cofradía de San Jacinto. Según el comunicado, las tres hermandades habían decidido no hacer declaraciones «siguiendo el estilo de discreción que siempre han recomendado las autoridades diocesanas» y el acuerdo al que llegaron con la Agrupación de Cofradías para manifestar públicamente la decisión tomada una vez que estuviese por escrito. Esta decisión, «ha servido para beneficio de un posicionamiento que consideramos desacertado», ya que según las cofradías, esto no ha sido respetado por el presidente de la Agrupación, Francisco Alcalde, al que reprochan que haya hablado públicamente sobre el asunto dando una visión «irreal» de la polémica.