Viernes Santo 2007

Llegó el Viernes Santo y un año más vino marcado por la inestabilidad meteorológica la cual hizo que por segundo año consecutivo se suspendiera la Estación de Penitencia, esta vez, sin llegar a salir a la calle.

A las 16.00 comenzaban los Santos Oficios del Viernes Santo acabando pocos minutos antes de las 17.00 horas, momento en el cual se comenzó a organizar el cortejo. Después del buen día que había echo durante toda la mañana y pese a que las predicciones anunciaban riesgo de chubascos, nada hacía pensar que 10 minutos antes de la salida iba a caer una fuerte tormenta, gracias a Dios aun estabamos en el interior del Templo, pero esto solo fue el principio del fin de un nuevo Viernes Santo. A las 17.30, la Junta de Gobierno decidía retrasar media hora la salida, y posteriormente ante la posible mejoría del tiempo, se retrasó una media hora más, hasta que finalmente entorno a las 18.30 horas la Junta de Gobierno decidía suspender la Estación de Penitencia del Viernes Santo 2007 dado el alto grado de probabilidad de lluvia en las siguientes horas y puesto el elevado numero de horas que la Hermandad iba a estar en la calle y a “campo abierto”, el salir a la calle suponía un elevado riesgo innecesario, aunque luego finalmente no cayera una gota.

Otro año más nuestro Sagrados Titulares se quedaban en el barrio y no llegaban a Carrera Oficial, y es que “Ellos no quieren pasar por el puente de Miraflores”, se comentaban en tono jocoso por los alrededores de la Hermandad para intentar quitar un poco de peso a los tristes momentos que se volvían a vivir.

Poco después de las 18.30 se abrían las puertas de la nave donde se guardan los pasos para que nuestros Titulares recibieran la visita de sus Hermanos y el pueblo de Córdoba. Las bandas que iban a acompañar musicalmente a nuestros Titulares, la Banda del Caído y la Banda de Música de Ntra. Sra. de Guaditoca, interpretaron sendas marchas procesionales en honor a los Titulares de la Hermandad. La sede de la Hermandad estuvo abierta entorno a las 00.00 horas del ya Sabado de Gloria.

Las imágenes del Misterio iban vestidas por Eduardo Acevedo y Ntra. Sra. del Buen Fin por nuestro Hermano Honorario, Fray Ricardo de Córdoba. El misterio lucía clavel rojo como exorno floral y un centro de lirio y clavel a los pies de la cruz, y el paso de Ntra. Sra. del Buen Fin iba adornado de clavel, orquídeas y rosas blancas, un trabajo floral que como cada año realiza magistralmente nuestro Hermano Enrique Berral. Este año se estrenaba el dorado del frontal y las esquinas de los respiraderos realizado por José Carlos Rubio.

Ya solo queda resignarse y pensar que son Ellos son los que mandan y que este año tampoco ha querido salir a la calle y esperar que el año próximo por fin el tiempo acompañe toda la Semana Santa y , en especial, el Viernes Santo, ya lo dice el dicho popular: “a la tercera va la vencida” .

Que el Santísimo Cristo del Descendimiento y Nuestra Señora del Buen Fin nos ayuden y den fuerzas para afrontar un nuevo año de trabajo y esfuerzo y que el año que resta para el próximo Viernes Santo este lleno de satisfacciones para la Hermandad.